Saint Michael Trading & Investments

English French Portuguese Spanish

¿Cuál es la relación que existe entre el dinero y la felicidad?

¿Cuánto no se ha hablado acerca del dinero y la felicidad?

Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que este es uno de los temas más debatidos de la historia y no, aún no hay una decisión unánime al respecto.

Y quizás el problema esté en que las personas no tenemos el mismo concepto de felicidad porque quizás en mi caso la halle en la familia, para otros sea en los viajes, trabajos, etc. Pero como ese es un tema muy extenso vamos a tratar de enfocarnos en el plano económico: ¿el dinero trae la felicidad?

La sociedad del consumo

Para responder objetivamente esta pregunta es importante que nos ubiquemos en el contexto de la sociedad en la cual vivimos.

Estamos totalmente inmersos en una sociedad consumista donde a diario somos bombardeados con propagandas a través de diversos formatos y medios, en donde las marcas más grandes y poderosas invierten cantidades ingentes de dinero en campañas de marketing que nos lleven a creer que necesitamos comprarles lo que venden, lo cual puede ser desde las cosas más básicas, como alimentos, medicinas o prendas de vestir, hasta las cosas más extrañas o absurdas que se te puedan ocurrir, como gorras que pueden sujetar latas de refrescos, por ejemplo.

Pero antes de avanzar hay que dejar muy en claro que no tenemos nada en contra del consumo, de hecho lo consideramos sano siempre y cuando esté orientado a satisfacer necesidades o deseos. A lo que estamos haciendo referencia es a la tendencia inmoderada a adquirir, gastar o consumir bienes, no siempre necesarios, es decir consumismo.

Entonces para ser considerado como una persona exitosa y sentirte pleno dentro de esta sociedad debes ser alguien capaz de obtener bienes materiales y para ello sólo es preciso una cosa: tener dinero.

No podemos vivir sin dinero

Ciertamente, el dinero nos ayuda a satisfacer nuestras necesidades materiales como comer, dormir bajo un techo o tener acceso a la salud. Pero a la vez, el dinero puede jugar en tu contra, ya que los científicos determinaron que sí existe una cantidad ideal que podemos ganar al año para sentirnos emocionalmente satisfechos y, aunque no lo creas, también descubrieron que tener demasiado dinero podría llevarte a un territorio lleno de infelicidad, pero acerca de esto te comentaremos un poco más adelante, por lo pronto hablemos de algunas cifras relevantes y que responden a la pregunta que seguramente te has hecho alguna vez: ¿cuánto dinero es suficiente?

Un estudio de la Universidad Case Western, en los EEUU, encontró que los ingresos del hogar estaban fuertemente ligados al bienestar emocional y la evaluación de cada individuo encuestado sobre su propia calidad de vida.

En lo que a cantidades se refiere, determinó que:

  • Para alcanzar el bienestar material, el punto de ingreso ideal por individuo es de US$95.000 anuales.
  • Mientras que para lograr el bienestar emocional, se necesitaría una cantidad anual entre US$60.000 y US$75.000.

Asimismo, el estudio encontró que los ingresos del hogar también podían causar una reducción en las emociones negativas y que un aumento en los ingresos reducía la incidencia de enfermedades mentales graves.

En cuanto al selecto mundo de los millonarios, los científicos estudiaron cómo variaba su felicidad con respecto al origen de su fortuna y descubrieron que mientras más riqueza acumulaban, mayor era su felicidad, pero la cantidad de dinero debía ser exageradamente grande para alegrarles.

También encontraron que los millonarios que habían ganado su fortuna por méritos propios eran significativamente más felices que aquellos que la habían heredado.

El problema de las necesidades artificiales

Desgraciadamente uno de los rasgos más sobresalientes nuestra sociedad del consumismo es que nos genera necesidades artificiales que incluso nos puede empujar a límites en los que cada vez tenemos que ganar más dinero para satisfacerlas por lo cual acabamos invirtiendo parte importante de nuestro tiempo y haciendo grandes sacrificios sin darnos cuenta que dejamos de lado eso que realmente nos hace felices: el tiempo de calidad que compartimos con los amigos, la familia, los ratos esparcimiento, etc. A esto nos referíamos cuando te decíamos que el dinero podía ser un arma de doble filo y convertirse en una de las razones de nuestra infelicidad.

Lo que verdaderamente hace el dinero

Dicho esto, debemos estar más conscientes de lo que representa el dinero y que por sí solo no nos da felicidad, sino que es una simple herramienta o un medio para conseguir satisfacer nuestras necesidades y deseos. No es el fin, así que no te obsesiones con él.

Entonces, luego de consultar tantos debates y revisar varios estudios hemos llegado a la conclusión que a la famosa pregunta de “¿el dinero compra la felicidad?”, la respuesta que más encaja con la realidad es “no, pero ¡cómo ayuda!”.

Ten presente siempre que lo más sano es no basar tu felicidad en las cosas materiales que puedas conseguir gracias al dinero, sino en la tranquilidad que proporciona el hecho de tener las necesidades básicas cubiertas, poder dormir tranquilos por la noche y tener tiempo para dedicarnos a hacer las cosas que nos gustan con nuestros seres queridos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA